*Te informamos que las buenas prácticas son publicadas en el idioma original de donde proviene la escuela y las traducciones a los otros idiomas son hechas por un traductor automático.

0

Categoría:Desarrollo competencias profesionales y sociales Integración profesional y social
Tags:Acompañamiento Orientación Individualización

ENTENDEMOS EL ACOMPAÑAMIENTO COMO AQUELLO QUE IMPLICA:
Subjetividad – Desear – Interrogar – Escuchar – Mirar – Singularidad – Tiempo y destiempo – Vínculo – Acoger – Transitar – Dar un lugar y un tiempo – Trabajo colaborativo – Familias.

PUNTOS DE PARTIDA:

  • Despertar el deseo.
  • Alojar a cada alumno/a en su diferencia.
  • Dar una respuesta singular en su dificultad igualmente singular.
  • La institución entera escucha y se pone al servicio de cada adolescente y joven: estrategias educativas, espacios de trabajo metodológico interno, colaboraciones desde la extimidad, vínculo con las familias.

EL ALUMNO/A:

  • LA ACOGIDA – Escuchar desde la oportunidad.
  • EL TIEMPO LÓGICO – Consentir el aprendizaje.
  • EL ACOMPAÑAMIENTO – Tiempo y destiempo.
  • EL ITINERARIO Y LAS TRANSACIONES – Acomodación del tiempo subjetivo a la oferta formativa.
  • LOS ESPACIOS DOCENTES – Posibilitar el aprendizaje de diferentes niveles y ritmos.

1. LA ACOGIDA:
¿Quién llega? Un sujeto que aún no es alumno/a. No ha dado su consentimiento.
¿Cómo llega? Solo, con una experiencia de abandono, de no encajar. No ha consentido el aprendizaje.
¿Cómo actuar? Dar un tiempo y un espacio para generar un vínculo y empezar a consentir.
A la práctica:
Encuentro individual con la Directora: escuchar y acogida de la particularidad.
Acogida de la familia: visita de espacios relacionándolo con una nueva oportunidad.
Encuentro con el tutor/a previo a la incorporación al grupo.
La entrada a las 9h. Acogemos.

2.  EL TIEMPO LÓGICO
Vs. El tiempo centrado en calendarios, ritmos y objetivos básicos de contenido.
Un tiempo para: consentir el aprendizaje, hacerse cargo y rectificar aquello que le obstaculiza, ofrecer un espacio para generar el vínculo y elaborar el deseo.
A la práctica:
No responder rápidamente con una oferta educativa. Itinerarios formativos más largos y flexibles que se puedan adaptar a la particularidad de cada alumno/a.

3.  EL ACOMPAÑAMIENTO
El trabajo se centra en el interrogante que propone cada chico y chica.
Espacios de encuentro a tiempo y a destiempo.
Se acompaña en cada instante que surgen obstáculo o se abra una nueva vida.
Acompaña todo el equipo, no sólo el tutor/a oficial. Depende del vínculo.
A la práctica:
Tutorías desde la cotidianidad. No hay espacios establecidos: la acogida, los patios, los pasillos, trayectos entre talleres…
Trabajo de equipo constante para idear intervenciones particulares para cada alumno/a.

Menores de 16 años: el tutor/a está siempre presente en aulas y talleres.

Mayores de 16 años: se modula la presencia del tutor/a.

4. ITINERARIOS Y TRANSACCIONES
Acomodación del tiempo subjetivo y lógico a las diferentes formaciones.
Transiciones: pasar de una etapa a otra sin perder el vínculo.
El concepto escuela permite visualizar un futuro a 3 – 4 años vista.
Salidas teniendo en cuento el proceso personal y el plan formativo-laboral.
A la práctica:
Itinerarios educativos a medida, permitiendo cambiar de etapa y especialidad formativa.
Conversación a tres: alumno/a – tutores/as de las 2 etapas. Se recuerda el proceso y se definen objetivos.
Servicio de orientación laboral para preparar las salidas en clave laboral.

5. LOS ESPACIOS DOCENTES

Adaptación de los espacios para posibilitar el aprendizaje de contenidos educativos de diferentes niveles y ritmos de trabajo particular.
Espacios preparados para elaborar el deseo particular de seguir la formación.
A la práctica:
Talleres de profesionalización.
Programaciones adaptadas y de diferentes niveles.
Combinación de trabajos individuales y cooperativos; por materias y proyectos.
Grupos reducidos (10-17).
Espacios de refuerzo escolar y alfabetización.

Compartir:
Colectivo:Jóvenes

Dejar un comentario