*Te informamos que las buenas prácticas son publicadas en el idioma original de donde proviene la escuela y las traducciones a los otros idiomas son hechas por un traductor automático.

0

Categoría:Colaboración con empresas Desarrollo competencias profesionales y sociales Integración profesional y social
Tags:Competencias socio personales

Se ha diseñado el proyecto “Sembrando Actitud” con el propósito de brindar a jóvenes entre 18 y 30 años la posibilidad de adoptar habilidades que les permitan mejorar su situación actual, bien posibilitando que su paso por el proyecto les ayude a retomar sus estudios o bien para mejorar sus posibilidades de inserción en el mercado laboral y lograr mantener su puesto de trabajo una vez que accedan a él.

Se trata de un proyecto pionero, en el que trabajadores/as comprometidos/as se involucran en el proceso de cambio que desea asumir un/a joven con falta de habilidades sociales o inteligencia emocional.

El programa “Sembrando Actitud” es un proyecto de voluntariado corporativo que ha sido diseñado por la Asociación Arrabal-AID y cuyo piloto lo han liderado los Agentes Dinamizadores de la empresa Limasa.

El proyecto se empieza a gestar en Octubre de 2014 y para la ejecución del mismo hicieron falta 3 sesiones formativas para preparar a los/as mentores en sembrar los hábitos que queríamos inculcar a través del kit de semillas (Huerto de Emociones) que habíamos diseñado para tal fin, las cuales cuentan con lo mejor que hemos considerado del campo de la psicología, coaching, pnl, gestalt y toda aquella disciplina que hemos comprobado que podía inculcar cambios en los/as beneficiarios/as. Estas sesiones se produjeron en los meses de Diciembre de 2014 y Enero de 2015, siendo impartidas por técnicos de la Asociación Arrabal-AID y sobre todo estuvieron centradas en empoderar a los/as mentores para que se sintieran capaces de orientar a los/as jóvenes con lo mejor de ellos/as mismos/as apoyados/as con herramientas (en nuestro caso las semillas) y de esta forma poder documentar los avances que se fueran produciendo en los/as chicos/as.

El objeto de apoyarnos en las semillas, era para que se sintieran cómodos/as durante la mentorización a la hora de trasladarle a cada alumno/a las áreas de mejora en cada sesión y sobre todo nos ha permitido adaptarnos a la singularidad de cada chico/a, ya que no todos/as han trabajado las mismas semillas, eran decisiones por consenso entre mentor y beneficiario/a. Esto nos ha permitido obtener unos resultados más efectivos.

Cabe destacar que el grupo de Agentes Dinamizadores de Limasa que estuvieron interesados en este proyecto han sido 66. Sin embargo, para estructurar mejor el proyecto y darle el seguimiento que se merece, llegamos a un acuerdo la Asociación Arrabal-AID y Limasa para realizarlo por grupos de no más de 11 mentores a la vez.

Las sesiones se acordaron que fueran una vez a la semana, con un mínimo de dos y un máximo de seis en total. La duración de cada una es de 45 minutos y el encuentro del mentor y alumno/a se llevaría a cabo dentro del espacio y descanso laboral del mentor. Una vez finalizadas las sesiones individuales se ha realizado una puesta en común para valorar todo el proceso y poder mejorar para las futuras ediciones.La duración total del proyecto ha sido de un año.

Para más información descargar el anexo adjunto.

Compartir:
Colectivo:
  • Jóvenes

Dejar un comentario