3

Categoría:Integración profesional y social
Tags:Acompañamiento Itinerario educativo Orientación Individualización

En Fundación Tomillo trabajamos desde más de 5 años la orientación vocacional como un espacio de posibilidades desde el cual nuestros jóvenes puedan tomar decisiones de forma autónoma y consciente en relación con sus proyectos, tanto personales como profesionales.

¿Qué es la vocación?

Entendemos la vocación como aquellas acciones que realizamos de manera innata y espontánea y que nos producen satisfacción a nosotros y a los demás. Estas acciones reflejan las aptitudes emergentes de cada uno de nosotros, nuestro potencial. La identificación vocacional por tanto, es un proceso que se construye de manera permanente y que implica descubrir, quién soy, cómo soy y hacia dónde quiero ir, valorando la satisfacción personal como un factor importante a la hora de tomar decisiones.

 ¿Qué hacemos en Tomillo para desarrollar la madurez vocacional?

La directriz que marca nuestra intervención es, por una parte, facilitar la reflexión y el conocimiento de uno mismo (de su propia forma ser, sus verdaderas motivaciones y del modo en el que toma las decisiones), y por otra, el conocimiento del mundo que les rodea (de la oferta educativa y del mundo del trabajo). Los tres factores que tenemos en cuenta a la hora de planificar nuestra intervención son:

  • La autoeficacia como elemento motivador para la elección.
  • La persona como protagonista de su propio proceso de orientación.
  • La sistematización de la información obtenida en un Plan de Acción. Esta herramienta facilita la definición de objetivos a corto, medio y largo plazo, así como la compresión de los pasos necesarios para la consecución de estos y su posterior evaluación.

Todo ello se lleva a cabo desde una metodología de trabajo que sitúa a la persona como protagonista de toda nuestra intervención.

Compartir:

Dejar un comentario